Meditación&Mindfulness,  Símbolos, Chakras y Energía

Las 12 Leyes Budistas para liberarte del Karma negativo

El concepto del Karma nace de la religión Védica anteriormente al nacimiento de JesuCristo y se transmitió al budismo, al jainismo y al hinduismo como parte integrante de su fe y cultura, en general.

El Karma se puede describir como la relación entre acción-reacción o bien entre causa y efecto y es el ciclo de vida que las almas viven al reencarnarse en la materia/cuerpo humano. La calidad del Karma determina la calidad y cantidad de reencarnaciones de cada alma.

Este ciclo karmico es un ciclo de aprendizaje que el alma experimenta cada vez que vive una experiencia humana a través del cuerpo, en el mundo físico.

Este ciclo termina cuando termina el aprendizaje, momento que coincide con la liberación del karma de las vidas pasadas o anteriores (o bien del karma negativo que digamos).

Hay otro factor que es importante tener en cuenta y es que, a lo largo de las distintas reencarnaciones, podemos generar vínculos con vidas pasadas. Esto se hace a través de ‘votos kármicos‘ y que es importante romper para seguir evolucionando.

Existen 3 tipos de Karma:

  1. Prarabdha karma: el Karma emocional. Es el Karma automático que se recibe y se percibe de manera instantánea, como cuando, por ejemplo, hacemos algo que nos hace sentir útiles y felices o por lo contrario tristes y sin motivación. Se entiende como la acción potencial.
  2. Sanchita karma: el Karma mental. Este es el karma que reside en nuestra mente y se basa en los recuerdos, sean negativos o positivos, sobre algo que hicimos y que producirá efectos en el futuro. Se entiende como la acción en si misma.
  3. Agami karma: el Karma físico. Es el karma cuyos efectos se manifiestan en el futuro a raíz de nuestras acciones y reacciones actuales y que, pues, viviremos a lo largo de nuestra vida.

El acto de leer este articulo es una acción en si misma, que se está manifestando. Esto es Prarabdha Karma. 

Si te ha llegado el articulo hace unas horas y estás pensando en leerlo más tarde para tu conocimiento futuro, estos es Sanchita Karma.

Después de leer este artículo, recordarás algunas cosas y podrías olvidarte de otras. Ambas circunstancias pueden impulsar una nueva acción en el futuro, y esto es Agami Karma.

Por lo tanto, karma significa: la acción presente – lo que estás haciendo (Prarabdha) -, la cual se imprime en tu mente (Agami), y marcará situaciones posiblemente similares en el futuro (Sanchita).

Si queremos mejorar nuestra vida y aprovechar la oportunidad de aprendizaje que nos espera, necesitamos liberar nuestro karma. Liberarnos de emociones, pensamientos y efectos en nuestro cuerpo que dependen de actos, decisiones, vivencias y sentimientos del pasado.

Para conseguirlo, el Budismo creó 12 leyes, que comparto a continuación y que espero te sirvan, creas o no en el Karma.

~

  1. Ley esencial: lo que hacemos es lo que recibimos. Si queremos recibir el bien, hagamos el bien primero sin expectativas. La vida responderá con el bien, de una forma u otra.
  2. Ley de creatividad: cada uno de nosotr@s crea sus experiencias de vida. Si queremos cambiar su rumbo, visualicemos lo que no nos hace felices, lo que no nos compensa y tomemos decisiones que nos permitan cambiar las cosas para nuestro bien.
  3. Ley de humildad: ser agradecid@s es la única manera que tenemos para evolucionar, ya que nada nos pertenece. Todo lo que existe pertenece a la vida, por lo tanto la vida es un regalo que agradecemos.
  4. Ley de la responsabilidad: todo lo que ocurre es una consecuencia de nuestros actos, sentimientos, pensamientos pasados y presentes, así como las proyecciones que hacemos a futuro. Hacernos responsables de ello nos permite evolucionar y comprender el sentido de nuestro camino en la vida.
  5. Ley de conexión: todo está conectado. Cualquier acción de cualquier persona tiene efecto sobre todo lo demás. Por esta razón es fundamental tratar a los demás y a lo que nos rodea como nosotr@s queremos ser tratad@s.
  6. Ley de desarrollo: lo único permanente es el cambio. Aceptar que todo se transforma es clave para poder evolucionar.
  7. Ley de focalización: podemos evolucionar si reconocemos nuestro propósito de vida y centramos nuestra atención en ello, focalizándonos en el momento presente, en cada paso que damos.
  8. Ley de la generosidad: dar es recibir y dar sin esperar nada a cambio es una forma de agradecer a la vida todo lo que nos ofrece. De esta manera siempre viviremos en la abundancia.
  9. Ley del presente: el pasado es historia, existe en nuestros recuerdos. El futuro aún no se ha presentado, y como no tenemos el control de nada, centrarse en el presente nos permite aprender y seguir adelante, manteniendo el foco en nuestra misión de vida. Mirar hacia atrás o hacia adelante solo nos distrae.
  10. Ley del cambio: nada cambia si siempre actuamos y pensamos lo mismo. Tomar decisiones es el motor de la transformación y de la evolución.
  11. Ley de la paciencia: la evolución tiene un tiempo y un ritmo que no es siempre igual ni coincide con el ritmo  el tiempo de los demás. Los movimientos iniciados en el pasado deben agotarse antes que lo nuevo se produzca. Todo llega cuando es el momento perfecto.
  12. Ley de la inspiración: demos los mejor de nosotr@s mism@s en cuerpo y alma, independientemente del resultado. Esto nos permite lograr lo máximo posible en la vida.

~

Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sanate
error: Content is protected !!