Historias de vida

Poetas malditos, poetas suicidas: Hoy contamos la historia de Blas Otero

Blas de Otero (Bilbao, 1916 – Madrid, 1979) Poeta español.

Blas de Otero nació el 15 de marzo de 1916 en Bilbao. A los 7 años empezó a estudiar en el colegio de Juana Whitney; sucesivamente continuó sus estudios en un colegio jesuita. Blas de pequeño era un niño alegre, amaba su familia y el entorno en donde vivían. Diferentemente era su vida en el colegio donde padecía las reglas y las restricciones jesuitas y se sentía reprimido. Este sentimiento de alguna forma marcó su idea de la religión que además se ve reflejada en sus obras.

Cuando la familia quedó en ruina, se mudó a Madrid y fue donde Blas empezó a conocerse de verdad y a descubrir su naturalidad y sus ganas de expresarse a través de la escritura. Pero al poco tiempo el drama afectaría a toda la familia y cambiaría completamente la personalidad de Blas. A sus13 años tuvo que vivir la perdida de su hermano mayor y, tan solo 3 años después perdió a su padre también. LA situación económica de la familia siguió empeorando a partir de entonces y la familia tuvo que volver a Bilbao, mientras Blas había empezado su  carrera en Derecho.

Su poesía constituye una de las piezas más importantes de la lírica y literatura de la posguerra; la angustia personal, los horrores de la guerra, su enfrentamiento constante al franquismo, las inquietudes religiosas, la mezcla del léxico coloquial y de culto marcan sus escritos y les proporcionan un efecto aún más vibrante y vivo. Fue a partir del 1955 cuando en su obra < Pido la Paz y la Palabra > se produjo un cambio en Blas y en su forma de ver, vivir y sentir la vida, cuando su propósito fue «demostrar hermandad con la tragedia viva», lo que consiguió a través de un credo poético combativo y comprometido.

Comparto un poema maravilloso que habla por si solo de quien verdaderamente era Blas Otero

«Aire libre» – Blas de Otero (1976)

Si algo me gusta es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
hablar contigo como un camarada,
mirar escaparates
y, sobre todo, sonreír de lejos
a los árboles.

También me gustan los camiones grises
y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
echarme en tu regazo y despeinarte,
tragar agua de mar como cerveza,
amarga, espumeante.

Todo lo que sea salir
de casa, estornudar de tarde en tarde,
escupir contra el cielo de los tundras
y las medallas de los similares.
Salir
de esta espaciosa y triste cárcel,
aligerar los ríos y los soles.
Salir, salir al aire libre, al aire.
~

Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Imagen destacada: «Blas de Otero Muñoz», retrato al carbón de Ciriaco Párraga Macorra (1962)

Sanate.info

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: