Noticias&Actualidad

¡Luna llena en Navidad después de 40 años!

Este año el día de Navidad trae un regalo astronómico y es que, el 25 de diciembre la luna alcanzará su máximo tamaño según Fred Espenak, experto en eclipses y la Luna, del Centro de Vuelo Espacial Goddard, de la NASA.

De acuerdo con The Weather Channel, esto no se produce desde 1977 y no se repetirá hasta 2034.

Historia y leyenda

Imagen: Investigadhoc.com
Imagen: Investigadhoc.com

Los Solsticios han representado desde tiempos inmemoriales un misterio y, a la vez, una fecha de gran significado para todas las culturas, es así que en la actualidad se reconocen 40 fiestas asociadas al Solsticio de Invierno, en culturas tan disimiles como distantes entre sí, tal como Inca, Maya, Babilonia, Judea, Romana, Pakistaní, Hindú, Celta y muchas más. En todas ellas, el fuego formaba parte esencial del ritual de celebración, como una forma de representar la lucha del hombre en contra de la oscuridad

Según al cultura Celta, el solsticio de invierno era un día especial en que se celebraba con bailes y fiestas el regreso del Sol. De hecho, es a partir de esta fecha cuando los días empiezan a alargarse. Los celtas celebraban el Sol por llegar y vencer las tinieblas del invierno, por representar el renacer de la luz, de la vida, de la esperanza, del nacimiento de algo nuevo.

Imagen: Google, Rueda Celta
Imagen: Google, Rueda Celta

La mitología romana celebraba el Solsticio de Invierno con la fiesta del “Sol Invicto”, la cual representaba la prevalencia del Sol – la Luz – sobre la Noche – La oscuridad, ya que era el inicio del retroceso de la oscuridad sobre la humanidad y el renacer de la vida adormecida en la época del frío, de la hambruna, de la carencia.

En la cultura cristiano-católica, el 25 de diciembre es el día en que nació Jesús Cristo, el hijo de Dios. Esto también se puede relacionar con el nacimiento de algo nuevo, la luz divina que llega para iluminar la existencia del hombre. Y la leyenda cuenta que, por ajustes de calendario que se fueron haciendo a lo largo del tiempo, la fecha no corresponde al día 22 como era inicialmente.

Imagen: Hijasdelatierra.es
Imagen: Hijasdelatierra.es

De hecho, en fechas similares, en Grecia se celebraba la fiesta de Dionisos, en Fenicia la de Adonis, en Egipto al Dios Horus y en Frigia, la de Atis, hermano y amante de la diosa Cibeles. Para contrarrestar la gran influencia pagana en la fiesta de la Navidad, los cristianos cambiaron el año 355 la fecha del nacimiento de Cristo (Epifanía) del 6 de enero al 25 de diciembre. Más tarde, en 381, el emperador Teodosio declaró el cristianismo como la única religión oficial.

Los Solsticios son dos y cada uno representa un Puerta

Los Solsticios son dos, pero a la vez, uno solo, cada uno representa una Puerta, la de los Hombres en verano (Capricornio/HS) y de los Dioses en invierno (Cáncer/HS). La tradición hindú los identificaba como el Pitr-Loka y el Deva-Loka y también están relacionados con los dos perfiles del Jano de los romanos y con los dos Juan (Bautista y Evangelista) de la tradición cristiana.

Se decía que por la primera de las puertas – de los Hombres – salían las almas de los no iniciados que después de la muerte habrían de retornar a otro estado de manifestación y que, por la segunda – de los Dioses – las de los que, gracias a la muerte y al proceso iniciático, habían conocido los estados múltiples del ser y las diversas dimensiones del tiempo y el espacio: logrando de este modo realizar el retorno a la Unidad, donde se recuperaba la inmovilidad del proceso en constante movimiento.

Efectos de la Luna llena

La Luna es capaz de influir sobre las mareas y esto es un hecho científicamente comprobado. Las mareas son un efecto de la fuerza de atracción que ejerce la luna sobre la Tierra. Debido al movimiento de traslación de la Tierra se genera una fuerza centrífuga, que ocasiona que las cosas tiendan a irse hacia fuera. Además, como la Luna gira alrededor de la Tierra, esta ejerce una atracción sobre el océano y al combinar estas fuerzas (centrífuga y de atracción) el nivel del agua sube y se producen las mareas.

El folklore popular ha posicionado a la Luna como un instrumento milimétrico de precisión meteorológica. «Va a llover porque la Luna está cogiendo agua», decían nuestros abuelos. Sin embargo estas predicciones no son contrastables. La gravitación de la Luna (que produce la «marea atmosférica») si que lo es, aun así, el efecto es muy pequeño. Por lo tanto, en este caso, la influencia de la Luna en el clima es mínima.

Imagen: Google, painting by J. Wall
Imagen: Google, painting by J. Wall

Médicos y científicos han intentado relacionar los efectos de la luna con el embarazo, pero realmente no se ha podido demostrar algún tipo de relación entre ambas cosas. Esto a pesar de la leyenda según la cual Ix Chel, la Dama Arcoíris, fue la diosa de la Luna en la mitología maya, adorada como protectora de tejedores y, como no, de mujeres en parto. Por este motivo, se atribuye a la Luna el don de la fertilidad. Esta creencia ha sobrevivido al tiempo y a las diferencias culturales y en la actualidad se sigue pensando de manera dogmática en sus efectos sobre las embarazadas.

 

 

 

~

Fuentes: Informa-tico.com; ABC.es; Wikipedia.org; Academia.edu

Imagen destacada: Mundoimagenes.org

Revisiones y aportaciones: Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Sanate.info

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: