Kinesiología holística

La kinesiología  permite evaluar los desequilibrios en la persona a través de la funcionalidad y del tono musculares. Así mismo identifica la naturaleza de los bloqueos, (dolor, toxicidad, falta de nutrientes, alteraciones emocionales, disfunciones mentales, estrés, dificultades para aprender, etc.)  y aplica la armonización correspondiente en el nivel más adecuado: bioeléctrico, emocional, bioquímico – nutricional, estructural, energético sutíl. 

La Kinesiología considera el ser humano  como un sistema biológico abierto, cuyo objetivo principal es experimentar constantemente retos diferentes.

Una mala resolución de estos retos se convierte en un factor estresor en nuestra mente así como en la memoria de los tejidos, del sistema nervioso, de los órganos, en nuestras emociones. Todo esto genera una respuesta no funcional en nosotros que causa uno o más bloqueos debidos a algo no resuelto.

La intervención del kinesiólogo  libera el estrés y así el ser humano puede autorregularse.

¿Y cómo actúa?

La kinesiología identifica los elementos que inhiben los procesos naturales de curación del cuerpo, libera el dolor, el estrés, los desequilibrios musculares y nerviosos, detecta sensibilidades y deficiencias nutricionales, apoya en las discapacidades psicológicas y de aprendizaje, estimula las energías internas naturales y libera el potencial escondido de la persona.

Los métodos utilizados son sencillos y permiten comunicar con el subconsciente del paciente, interactuando con la inteligencia de nuestro cuerpo, favoreciendo el cambio e impulsando el autorregulación del organismo.

¿En qué te puede ayudar ?

El objetivo principal es  que el paciente se de cuenta de  dónde existe un desequilibrio en su cuerpo, se haga consciente de su origen y de sus causas internas y tenga herramientas para corregirlo.

Lo que se consigue es que el cuerpo se autorregule gracias a su innata capacidad de auto-recuperación y curación.

Tratamiento: sesiones y modalidades

La primera sesión tiene una duración de 1 hora y media. Tras una entrevista completa y consecuente anamnesis, se procede directamente a tratar el paciente a raíz de sus necesidades. Los resultados se producen desde la primera sesión ya que es posible no solo aliviar situaciones de dolor que estén afectando el paciente sino también desbloquear y des-estresar su estructura y/o su esfera psico-emocional.

La terapia puede tener una duración entre  3, 5 o 10 sesiones dependiendo de las patologías que afectan el paciente.

Los tests kinesiológicos

Gracias al test muscular y los otros métodos de testaje, el kinesiólogo puede evaluar las soluciones más adecuadas a la corrección que el cuerpo del paciente necesita para resolver su problema de salud, estableciendo una relación entre los diferentes músculos y órganos, emociones, nutrientes y meridianos de la Medicina Tradicional China. Con salud se entienden todos aquellos aspectos que están afectando su equilibrio no solo estructural  y muscular sino que también emocional e interior.

El test muscular permite, de hecho, testar emociones y otros aspectos de la vida del paciente (como por ejemplo la nutrición, el estilo de vida, los hábitos etc.), para así aportarle conciencia y trabajar a un nivel profundo.

La comunicación entre el paciente y el kinesiólogo es la herramienta más importante  ya que permite crear un canal de doble sentido con el consciente y el inconsciente de la persona.

¿Mi especialización?

  • intoxicaciones e intolerancias alimentarias
  • metales pesados, hongos, parásitos, candidiasis
  • bloqueos emocionales (actuales/pasados, conscientes/inconscientes)
  • problemas de conducta
  • estados de estrés y fatiga crónicos
  • ansiedad, depresión, insomnio
  • acompañamiento en conflictos
  • cefaleas, migrañas, problemas de concentración
  • cicatrices tóxicas (internas, externas, emocionales)
  • bloqueos energéticos (chakras, meridianos, cuerpos sutiles, campos electromagnéticos)
  • diagnóstico de genopatías
  • problemas posturales, de la columna, musculares y articulares, síndromes post-traumáticas
  • dolores agudos o crónicos a nivel estructural
  • desequilibrios en los sistemas inmunológico, neuro-vegetativo, endocrino, circulatorio, linfático, digestivo
  • en niños: estimulación sensorial, del sistema inmunológico, digestivo y respiratorio, déficit de concentración y  aprendizaje

¿Hablamos?

Contáctame para reservar una visita o para simplemente obtener más informaciones y  conocer como puedo ayudarte a recuperar tu equilibrio y bienestar: sanate@sanate.info.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: