Curiosidades,  Símbolos, Chakras y Energía

¿La vida humana y animal es la única que existe en el Universo?

Creo que Tod@s, en algún momento, nos hemos preguntado si nuestro mundo’ humano’ es el único que existe en el Universo…

¿Habrá realmente vida extraterrestre en algún rincón al que no sabemos o no podemos acceder en este Universo Infinito?

¿Existen otras formas de vida, distintas de la humana, animal, vegetal que conocemos?

Y si existen, ¿Dónde estarán? ¿Y cómo son? ¿O cómo podríamos encontrarlas y reconocerlas?

Quizás no existen en el mundo material-tridimensional, sino más bien en otra  – u otras – dimensiones, etéreas, sutiles, que no podemos ver, pero quizás sí percibir.

O a lo mejor se trata de formas de vida más allá de nuestro sistema solar (en los ‘exoplanetas’ así llamados, porque orbitan alrededor de estrellas diferentes al sol), y que no tienen nada que ver con las ideas estereotipadas que el ser humano ha construido siempre en su mente: extraterrestres con cuerpo pequeño y cabeza enorme y de color verde, por ejemplo…

En el libro ‘La vida imaginada’ los autores James Trefil y Michael Summers hacen un viaje experimental a través de posibles formas de vida fuera de nuestro sistema solar.

En su investigación científica, los autores hablan de como todo el Universo se rige en las mismas leyes pero, debido a nuestra visión limitada de las cosas y de la vida y de la consecuente carencia de imaginación, no lo tenemos en cuenta y  no consideramos la amplitud del mundo en que vivimos.

Según indica Trefil en su libro, «se calcula que podrían existir un billón de exoplanetas solo en la Vía Láctea: planetas enormes, gaseosos, fundidos, formados principalmente por agua, con múltiples soles y la vida en ellos podría ser de una diversidad inimaginable».

En el libro se distingue entre vida como la nuestra, basada en la química de moléculas que contienen carbono y que necesita agua líquida. Vida que podría ser similar a la nuestra, basada en otros elementos diferentes al carbono; y vida completamente distinta a la nuestra.

En este último caso, durante sus investigaciones, el equipo científico detectó, por ejemplo, vida en forma de una nube de polvo magnético en un exoplaneta.

Y también un planeta completamente cubierto de hielo con energía suministrada a través de fisuras presentes en el fondo de su propia capa.

Para entrar más en detalle en los descubrimientos que se mencionan en este libro, comparto abajo un extracto del mismo en el cual se mencionan los distintos mundos analizados por el equipo de investigación:

~

  • <<Planeta Ricitos de Oro: un planeta como la Tierra, situado a una distancia de su estrella que le permite tener océanos de agua líquida en su superficie durante largos periodos de tiempo. Un planeta así es el caso más sencillo de analizar porque ya conocemos bien un planeta Ricitos de Oro: la Tierra. Muchos de los exoplanetas que han sido noticia últimamente, se encuentran a la distancia adecuada de su estrella central, por lo que el agua permanece líquida en su superficie.
  • Mundo oceánico subsuperficial: planeta en el que los océanos de agua líquida están delimitados por roca sólida y hielo. Conocemos mundos así en nuestro propio sistema solar: el planeta Putón y varias lunas de los planetas exteriores que tienen océanos subsuperficiales.
  • Mundo bribón: planeta que ha sido expulsado de su sistema solar de origen y ahora vaga por el espacio sin ataduras a una estrella. Estos huérfanos no tienen por qué ser lugares helados y sin vida, ya que podrían tener todas las fuentes internas de calor disponibles para otros planetas, y la ausencia de luz no tendría ningún efecto sobre el calor de estas fuentes.
  • Mundo acuático: planeta sin tierra firme. En este caso, la característica principal del medio ambiente son las distintas capas que se encuentran a diferentes profundidades en el agua del planeta. En los océanos de la Tierra, estas capas están formadas por masas de agua con diferentes temperaturas y salinidad, pero en los exoplanetas podrían intervenir otros factores (la presión, por ejemplo). 
  • Mundo cerrado: un planeta que siempre presenta la misma cara a su estrella, del mismo modo que la Luna siempre presenta la misma cara a la Tierra. Se cree que muchos de los mundos que hemos descubierto, como los planetas TRAPPIST- 1, son de este tipo. Se caracterizan porque una de sus caras siempre está muy caliente y la otra siempre está helada. La vida solo puede existir en la estrecha zona de transición entre estos extremos, y la principal característica adicional de estos planetas son sus feroces vientos, que transportan el calor desde el lado de la estrella al lado del espacio. 
  • Supertierra: planeta rocoso de tamaño intermedio entre la Tierra y Neptuno. Parece que hay muchos de estos planetas, y nuestro sistema solar puede ser bastante inusual al no tener ninguno. Dada su masa, la principal característica medioambiental de estos planetas es su fuerte gravedad. Si los seres vivos de estos mundos permanecen en los océanos, la supergravedad no será un problema, pero si se trasladan a tierra, tendrán que desarrollar una estrategia para hacerle frente. ¿Qué estrategias se habrían desarrollado si la gravedad de la Tierra fuera el doble de fuerte? ¿Diez veces?…

Una vez exploradas estas posibilidades, podemos empezar a alejarnos de nuestras restrictivas suposiciones iniciales, y pensar en la vida que no es como nosotros en absoluto. Lo haremos gradualmente, desprendiéndonos de una propiedad cómoda de la vida que es como nosotros cada vez. >>

~

Y tu, ¿crees que existen formas de vida más allá de nuestro sistema solar? ¿O en otras dimensiones?

¡¡Me encantará conocer tu visión de las cosas!!

~

Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bienvenidos a Sanate
error: Content is protected !!